lunes, 7 de febrero de 2011

Debut de Fernando Torres


El debut de Fernando Torres como jugador del Chelsea no fue el más soñado por parte del de Fuenlabrada.

Se estrenó con derrota frente a su ex equipo. En la previa ya había dicho el niño que si marcaba un gol ante los reds no lo celebraría por respeto a esa afición que durante tres años y medio le había estado animando y tanto le quería.

Puedo afirmar, que los aficionados del Liverpool le tienen muchísimo odio en estos momentos al delantero madrileño. Pero claro, esto va por barrios, y en Londres ha desatado una locura brutal, y todos están encantados de poder ir a verle a Stamford Bridge.

Ancelotti decidió darle la titularidad al niño, pese a llevar en la plantilla tan solo cuatro días, y para que engañarnos, Fernando defraudó en su estreno como Blue.

Apenas apareció en el juego de ataque del Chelsea, se le veía incomodo jugando frente a sus ex compañeros, aquellos que hacía tan solo una semana compartían vestuario con él.

Estoy seguro que él nunca pensó en debutar frente al Liverpool, pero el calendario es así, caprichoso la mayoría de las veces.

El niño tocó el balón veintinueve veces en sesenta y seis minutos, el jugador de campo que menos estuvo en contacto con el esférico y tuvo una ocasión de gol, pero Carragher llegó muy bien al cruce para desbaratar la acción.

La verdad es que a mí personalmente me sorprendió el planteamiento táctico de Ancelotti, muy ofensivo para su gusto. Jugó con una línea de cuatro atrás, con dos hombres por delante de la línea defensiva, barriendo todo lo que aparecía por sus zonas (Essien y Mikel), delante de ellos, con muchísima movilidad jugó Lampard y arriba estaban Anelka, Drogba y el Niño. Anelka jugó un poquito más de enganche, y no rindió al nivel que nos tiene acostumbrados el francés.

El Liverpool, sin embargo, utilizó un planteamiento mucho más defensivo. Llegó Dalgish a Londres con una línea defensiva formada por cinco hombres, luego cuatro centrocampistas y un único delantero. No jugaron ni Suarez ni Carrol. El primero en el banquillo y el segundo sigue recuperándose de una lesión.

Hay que destacar el buen hacer del escocés, que lleva seis partidos ligueros con los reds y ha sacado trece puntos de dieciocho posibles. Parece que esa revolución que necesitaba el Liverpool se ha dado y ya pueden empezar a pensar en quedar sextos en liga, posición que a día de hoy ocupan y da acceso directo a la Europa League.

El partido finalizó 0-1 favorable al conjunto de Liverpool. El Chelsea tenía una buena oportunidad para acortar puntos con la cabeza, ya que el Manchester United había perdido frente al colista y el Arsenal había empatado tras ir ganando 0-4 al descanso. El único que cumplió fue el Manchester City de Roberto Mancini.

En definitiva, partido más que decepcionante en Londres, al igual que lo fue el estreno liguero de Fernando Torres con el Chelsea.

1 comentario:

  1. El blogger es la leche!!!
    The blogger rocks!!!!!

    ResponderEliminar